MUNICIPIOS

[Región Oriente][slideshow]

POLICÍA Y NOTA ROJA

[Policía y nota roja][slideshow]

SALUD

[Salud][slideshow]

TLAXCALA, SIN GARANTÍA DE JUSTICIA PARA MENORES VIOLENTADOS Y SUS FAMILIAS

Activistas y organizaciones civiles defensoras de los derechos humanos señalaron a dos jueces de lo familiar en el estado por violentar los derechos de menores de edad y poner en riesgo su integridad física. 


Por Naye Vélez 

Por poner en riesgo la integridad de menores de edad que atraviesan por procesos de custodia en el sistema judicial de Tlaxcala, activistas y defensoras de los derechos humanos señalaron al juez Alexis Minor Flores  de incurrir en violencia institucional, al querer entregar el resguardo de estos infantes a personas no aptas para su cuidado y protección. 


Las víctimas y sus defensoras compartieron los testimonios de tres casos específicos en los que el Juez de lo familiar antes señalado, violó sistemáticamente los derechos de los menores de edad, bajo el absurdo argumento de que “incluso un tratante, un violador, podía ser buen padre”. 


Esto en referencia al caso de Esmeralda N., una madre que murió en 2019 al padecer cáncer y que dejó una niña que actualmente tiene 4 años de edad. La hermana de la fallecida y su pareja, se encuentran peleando la custodia al padre biológico de la menor, acusado de abuso sexual, violencia familiar, intimidación y hostigamiento. 


En una marcha realizada en días pasados por los familiares de Esmeralda N., trascendió que el padre biológico de la niña es el Regidor de Obras Públicas del actual Ayuntamiento de Santa Apolonia Teacalco, y que gracias a sus influencias y el actuar parcial del juez Minor Flores, la niña tuvo que ser entregada a esta persona que carece de facultades para su salvaguarda. 


Otro caso evidenciado por las activistas fue el de una madre que prefirió la gracia del anonimato, al señalar que el juez Minor Flores la descrédito, insultó e intimidó cuando el padre biológico de su hija interpuso una demanda de reducción de pensión alimenticia y custodia legal. “En todo momento me alzó la voz, me desacreditó y constantemente le decía al MP que anotara que yo no quería llegar a un acuerdo", comentó la víctima.


Además, aseveró que fue obligada a firmar un acuerdo en el que se establece que si ella no le entrega a la niña para las visitas, podría ir a la cárcel por incumplimiento.


"Yo tuve que pedirle casi de favor al MP que me dijera de qué manera podía yo cumplir si mi hija no quiere ir con su padre y yo no la puedo obligar", argumentó la madre que, entre lágrimas, pidió que se le dé solución su caso ya que fue víctima de un supuesto abuso de poder por parte del Juez Familiar. 


Jenny Charrez, activista y abogada tlaxcalteca, aseveró que Minor Flores y Alejandro Pereda, director jurídico del Poder Judicial, han sido responsables de estos y "miles de casos más" en los que niños, niñas, adolescentes y mujeres son víctimas de violaciones de derechos humanos.


Además, Ixel N., investigadora y activista, añadió en la rueda de prensa que en el caso de Esmeralda N., ha sido una violación institucional en la que el estado de Tlaxcala y sus autoridades son cómplices; "Estamos en un estado misógino, feminicida, proxeneta, machista y corrupto".


Las abogadas lamentaron que en Tlaxcala no se lleve a cabo el Protocolo de Activación para casos de menores de edad; “pues no existe una sala lúdica ni se cumple fielmente con el procedimiento de entrevista con los menos de edad”. 


Así, hicieron un llamado a las autoridades judiciales responsables de brindar estos espacios para instalarlos en la entidad y vigilar su operación adecuada y funcionamiento para garantizar un trato digno y especializado a las víctimas y sus familiares.