MUNICIPIOS

[Región Oriente][slideshow]

POLICÍA Y NOTA ROJA

[Policía y nota roja][slideshow]

SALUD

[Salud][slideshow]

LLAMA GUADALUPE GRAJALES A LA LEGALIDAD EN ELECCIÓN DE RECTOR DE LA BUAP

La académica y ex secretaria del Consejo Universitario de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (Buap), Guadalupe Grajales y Porras realizó un llamado a estudiantes y docentes tlaxcaltecas a sumarse a las acciones para exigir se transparente el proceso de selección de la autoridad universitaria de la máxima casa de estudios poblana.


La también aspirante para asumir la rectoria de la Buap, consideró primordial realizar este llamado en el estado de Tlaxcala dado que existe un porcentaje importante de tlaxcaltecas que estudian o se desarrollan profesionalmente en dicha universidad, por lo que su participación en la elección del nuevo rector o rectora puede ser determinante.


Del mismo modo, Grajales y Porras manifestó que al no renovarse el Honorable Consejo Universitario de la Buap, la elección podría ser invalidada, en una clara violación a los derechos políticos y a ser votados de las y los aspirantes a este cargo.


Asimismo, reconoció que la pandemia ha imposibilitado cumplir con el artículo 43 del Estatuto Orgánico, que dicta que cada consejero estará dos años en el cargo, no obstante, calificó de absurdo que sea este mismo órgano colegiado el que de manera absurda e improcedente de apariencia de legalidad a sus acciones con una autoprórroga de su mandato para continuar decidiendo.


El consejo universitario saliente ya está “incapacitado” para tomar acuerdos. Ya no tiene la competencia y cualquier acto que realice es nulo de pleno derecho. La lógica jurídica es implacable. Este consejo universitario que inició su periodo en marzo de 2019 sólo puede renovarse. Ya no puede tomar decisiones”. 


Por lo antes expuesto, sentenció que de sesionar y tomar acuerdos en próximas fechas, “no sólo estaría actuando ilegalmente, sino que carecería de toda legitimidad”, dejaría sin representación a los alumnos de nuevo ingreso.


“Esto causaría, sin duda alguna, una enorme inestabilidad dentro de la Universidad. Esto acarrearía efectos devastadores para la Universidad, ya que las dos máximas autoridades, la personal y la colegiada de la Universidad, estarían al margen de la ley, dejando a la institución acéfala y en un vacío jurídico y político”, finalizó la académica poblana.